2018-03-11 | PRODUCCIÓN #: 007286

Pedro Waldo e Inocencio III: dos hombres que deseaban con vehemencia reformar la iglesia. Uno estableció un movimiento que iluminó gran parte de Europa con el evangelio. El otro, en cambio, manchó sus manos con la sangre de millares de inocentes. Hoy veremos la búsqueda de dos clases de poder y sus resultados en las vidas de miles de personas.