2014-05-08 | PRODUCCIÓN #: 007138

Fue el primer juicio televisado en la historia americana. En 1977, Ronnie Zamora de Florida, con 15 años de edad, tomó un revólver e ingresó en la casa de su vecina para robarla. Antes de que abandonara el lugar, Elinor Haggart, de 82 años, una dama que siempre se había mostrado amable con Ronnie, estaba muerta. Ronnie tomó $415 y se fue de juerga a Disney World, junto con un amigo. Cuando lo arrestaron y llevaron a juicio, su abogado trató de argumentar que Ronnie no había podido controlarse porque padecía de “intoxicación televisiva subliminal involuntaria”. En otras palabras, sostenía que Ronnie había mirado tantos episodios violentos que ya no podía diferenciar entre el bien y el mal. La corte rechazó el argumento y Ronnie fue sentenciado de por vida. Pero la pregunta aún inquieta a los padres en la actualidad. ¿Qué efecto tiene la televisión sobre nuestros hijos?