2018-07-08 | PRODUCCIÓN #: 007106

Es maravilloso saber que Jesús oró por nosotros. Pensar que mientras colgaba de la cruz, sus pensamientos no estaban enfocados en su dolor, sino en su iglesia unida y poderosa, dispuesta a predicar el evangelio al mundo entero.